Optimizando la Gestión Empresarial: La Sinergia entre Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard) y Business Intelligence

Compartir el post

El Cuadro de Mando Integral, también conocido como Balanced Scorecard (BSC), es un enfoque que ha transformado la gestión y el análisis de la actividad empresarial. Ha demostrado ser una herramienta efectiva para medir y evaluar el rendimiento de una organización desde una perspectiva más amplia y completa que las métricas financieras tradicionales. El BSC se ha convertido en un pilar del business intelligence (BI) moderno, ya que proporciona una visión integral de la organización y permite un análisis más profundo de los datos. 

Concepto del Cuadro de Mando Integral 

El BSC fue desarrollado por Robert Kaplan y David Norton en la década de 1990 como una respuesta a la limitada visión que ofrecían las métricas financieras tradicionales. En lugar de centrarse únicamente en los resultados financieros, el BSC propone una evaluación más equilibrada del rendimiento organizacional, considerando cuatro perspectivas clave: 

  • Perspectiva Financiera: Examina los resultados financieros de la organización y se centra en indicadores como los ingresos, los márgenes de beneficio y el retorno de la inversión. 
  • Perspectiva del Cliente: Evalúa cómo la organización se desempeña en términos de satisfacción del cliente, retención y adquisición de clientes. 
  • Perspectiva Interna de los Procesos de Negocio: Analiza la eficacia y eficiencia de los procesos internos de la empresa, como la producción, la entrega y el servicio al cliente. 
  • Perspectiva del Aprendizaje y Crecimiento: Se centra en la capacidad de la organización para aprender, adaptarse y mejorar. Considera factores como la formación de los empleados, la innovación y el desarrollo de habilidades. 

Al combinar estas perspectivas, el BSC proporciona una imagen más completa y equilibrada del rendimiento de la organización, lo que facilita la toma de decisiones informadas y la planificación estratégica. 

Enfoque en el Business Intelligence 

El BSC ha encontrado un lugar natural en el mundo del business intelligence. Al tratar de obtener una visión completa del rendimiento de la organización, el BI se basa en la recopilación, el análisis y la presentación de datos para informar la toma de decisiones y la planificación estratégica. El BSC, como herramienta de gestión, se alinea perfectamente con estos objetivos. 

No obstante, es crucial entender que el desarrollo de un BSC no debe ser el punto de partida de un proyecto de BI. En su lugar, el BSC debe ser una consecuencia natural del trabajo en datos. Las organizaciones deben comenzar trabajando en un área específica de la empresa, como el marketing, las finanzas o las operaciones. Una vez que se han recopilado y analizado los datos relevantes para esa área, la organización puede pasar a la siguiente. Una vez que se han trabajado todas las áreas a nivel de datos, la consecuencia natural es la creación del cuadro de mando integral. 

En Climbea, gracias a Xerppa for Perfomance abordamos esta problemática desde la construcción de los modelos de datos por áreas independientes para posteriormente recopilas los KPI que recaen en el BSC. 

Esta estrategia esta alineada además, a un sentido de data gobernance más robusto, esto quiere decir que no exista dos formas diferentes de abordar un mismo calculo. Ademas, al hacer cada área de forma independiente, en la gran mayoría de proyectos que NO tienen previamente un profundo análisis de BI o de controlling, sirve para descubrir nuevos indicadores o dimensiones que antes eran desconcidos y son importantes para el control de gestión. Además, de esta forma cada área puede explotar con total liberta la profundida del BI para sus necesidades concretas no sólo las que cumplan con el BSC. 

Conforme se van construyendo modelos vamos pensando el proceso de construcción del BSC, añadiendo y descartando indicadores en función de la estrategia de la empresa. Con Xerppa For performance unimos todos los indicadores (provienen todos de cada uno de sus modelos), además podemos construir una matriz de indicadores para dar cobertura a un sistema de OKR adicional al BSC. Todo esto se hace gracias a dos funcionalidades criticas Xerppa for perfomance, un Common data model en dataverse, y una aplicación de modelo que nos permite interacturar con los datos almacenados y darle mayores capacidades. 

Por tanto, el Cuadro de Mando Integral, o Balanced Scorecard, es una herramienta valiosa para la gestión y el análisis del rendimiento organizacional desde una perspectiva integral. Sin embargo, su implementación en un proyecto de business intelligence debe ser el resultado de un trabajo previo en datos, abordando las áreas de la empresa de forma individual antes de integrarlas en un BSC. Al seguir este enfoque, las organizaciones pueden aprovechar al máximo el potencial del BSC y del business intelligence para tomar decisiones informadas y planificar estrategias efectivas. 

Artículos relacionados